sábado, 26 de abril de 2008

CONCLUSION



Durante siglos, se creyó que la cuna de las civilizaciones era Egipto, pero los hallazgos arqueológicos en Asia, posteriores a los de Egipto, acabaron por demostrar que en los fértiles valles del Eufrates y el Tigris fue donde tuvo lugar el comienzo real de las primeras formas de convivencia que pudieron considerarse formas civilizadas de organización social.